Mejores mascotas pequeñas para niños y fáciles de cuidar

¿Tú también tienes un niño o niña pequeña que quiere tener una mascota? No es nada raro y siempre va a ser beneficioso para ellos. Contar con un animalito hará que nuestros hijos aprendan a ser responsables y numerosos estudios indican que los niños que tienen mascotas cuentan con un sistema inmunológico más fuerte de los que no las tienen. En cambio, si adoptas o compras un animalito debes saber que tendrás que ayudar a tu hijo y estar muy pendiente del cuidado de la mascota. 

Los perros y los gatos son los animales más comunes pero también existen otras especies que, dependiendo de la edad de tu hija o hijo y de vuestro lugar de residencia, pueden ser más interesantes. Desde ParaJerbos.com somos amantes de estos inteligentes roedores pero os vamos a dar muchas más ideas sobre las 10 mejores mascotas para niños fáciles de cuidar.

1. Jerbos 

jerbo de mongolia

Obviamente, para nosotros, los jerbos son las mejores mascotas pequeñas para niños. A pesar de que en España no son tan populares como los hámsters o las chinchillas, estos inteligentes y simpáticos roedores serían tu mejor elección para ser mascota de tu hijo. ¿Por qué? Pues, son muy dóciles y, a diferencia de los hamsters, muy rara vez muerden. Además, cuando son domésticos, son animales diurnos y duermen por la noche.

No es por nada, pero al ser unas criaturas que provienen de los desiertos, apenas producen desechos y no costará limpiar la jaula cuando sea necesario. Por último, decir que son muy duraderos, tienen una esperanza de vida en torno a los 4 años.

Aunque tienes que tener en cuenta varias cosillas. Son animales muy sociables, por lo que deberás adquirir al menos dos ejemplares. Si adoptas uno solo, el jerbo estará triste y a la larga morirá. También tienes que comprar una jaula con mucho fondo para echarle heno y arena, ya que su mayor hobbie es cavar.  Aquí tienes consejos sobre jaulas para jerbos.

Y por último, ¡Nunca cojas a tu jerbo de la cola! tienen un mecanismo de defensa que hace que se auto amputen la cola. ¡Y no les vuelve a crecer! Si te decides a adquirir un jerbo en nuestra web ParaJerbos.com os daremos todos los consejos sobre su cuidado.

2. Tortugas

mejores mascotas para niños fáciles de cuidar

Las tortugas también son unas de las mejores mascotas para niños fáciles de cuidar. Son mascotas muy tranquilas y no necesitan de atención continua. Su esperanza de vida, aunque depende del tipo, es muy larga. Por esta razón, antes de adquirir una, debes tener en cuenta que es un animal doméstico que durará muchísimos años.

¿Las contras que pueden tener las tortugas? para tener una tortuga necesitarás un espacio muy específico para que estén cómodas. Aunque claro, todo dependerá del tamaño del ejemplar. Si queremos tener una tortuga de mascota para un niño, tendremos que contar con un gran tanque con agua y a poder ser un filtro de limpieza. Existen especies que además necesitan una lámpara de calor. Antes de tener este tipo de mascota tenéis que ver qué necesidades tiene la raza de tortuga que compréis. Lo bueno de todo es que este gasto sólo será inicial, una vez comprado el recinto, las tortugas no requieren de mucho más.

3. Cobayas

cobaya

Las cobayas son cada vez más comunes como mascotas pequeñas para niños y no tan niños. Al igual que los jerbos, estos animalitos no son propensos a morder. Son más grandes que un hámster pero más pequeño que la mayoría de los perros. Por lo que ocuparán menos espacio que éstos últimos. A pesar de su aspecto dulce, no son animales que se asusten con facilidad, por lo que adiestrarlos es muy fácil, además suelen mostrar mucho amor hacia sus dueños. 

Como punto en contra de las cobayas tenemos que sí requieren mucho mantenimiento y hay que estar muy pendientes de ellas. Tienes que contar con una jaula de grandes dimensiones, comida especial para ellas (con mucha vitamina C) y de alta calidad. Otro punto que tienen en común con los jerbos es que también son animales muy sociales y se recomienda comprar o adoptar siempre a un mínimo de dos ejemplares.

4. Perros

perros son mascotas fáciles de cuidar

Que sea la mascota más típica de todas no significa que no sea una gran elección. Los perros son otras de las mascotas perfectas para los niños: son fáciles de cuidar, muy fieles y no son agresivos (dependiendo del tipo de raza). Cualquier perro de raza mestiza y tamaño medio puede ser el amigo perfecto para nuestros hijos. Si quieres un perro de raza, según varias webs consultadas, las mejores opciones son: Beagle, Caniche, Labrador, Bichón Maltés y Collie

Estos animales de compañía suelen alcanzar con facilidad la década, vuestro hijo crecerá en compañía de su mascota hasta que sea adolescentes. Son grandes compañeros de juegos, les gusta correr y hacer ejercicio, por lo que serán unos buenos compañeros durante el día a día. 

A pesar de que son fáciles de cuidar, no puedes dejar el cuidado de tu perro a tu hijo o hija. Requieren de muchas revisiones médicas, vacunas, collares y otros accesorios especiales para perros.

5. Peces

peces, mascotas pequeñas para niños

Si buscas un animal doméstico silencioso y que no te ocupe mucho espacio, los peces pueden ser tu mascota ideal. No requieren de mucho mantenimiento y en la mayoría de las veces son fáciles de cuidar. Los hay de innumerables colores y tamaños. Dependiendo del tamaño y de su hábitat, tendrás que adquirir una pecera de mayores o menores dimensiones y con ciertas características.  

No obstante, tienes que estar atento a las peculiaridades del tipo de pez que compres. Los peces dorados (Carassius auratus), por ejemplo, pueden vivir hasta los 20 años y conforme se van haciendo más mayores, se harán más grandes y necesitarán un tanque de mayores dimensiones. Otros tipos, por ejemplo los Peces Betta, no necesitarán ser cambiados de acuarios durante toda su vida, por lo que con un acuario bastará. 

6. Conejos

Conejos son mascotas fáciles de cuidar

A pesar de que cuando están en estado salvaje, los conejos son muy asustadizos, cuando son domésticos y los criamos en casa, son unas mascotas pequeñas muy agradables y simpáticas. Para lograr ello, debemos acostumbrarlos desde que son pequeños a acariciarlos y a hacerles sentir tranquilos y queridos. Ellos devolverán este cariño creándose entre los niños y su conejo un gran vínculo afectivo. 

A pesar de esto, no es bueno que siempre lo tengamos en brazos. Son animales independientes y les gusta estar solos durante mucho tiempo. Aunque claro, al igual que los perros, también dependerá de la raza de conejo que elijamos. Los hay más activos, más independientes, o más tranquilos. Los más comunes son: el conejo de Nueva Zelanda, el Conejo holandés enano y el Conejo arlequín. De vosotros depende elegir cual personalidad y características se adapta a su hijo u hija.

7. Gatos

gatos como mascota

Otro de los grandes clásicos de animales de compañía. Y es que los gatos también son unas de las mejores mascotas para niños y además fáciles de cuidar. Mucho más independientes que los perros, no requieren mucha atención a lo largo del día, no suelen necesitar ser paseados o bañados, ya que son muy limpios y les encanta juguetear, sobre todo cuando son pequeños. 

Viven bastante años, incluso pueden llegar a vivir más de una década. Aún así, los gatos pueden llegar a ser peligrosos si no se tratan con delicadeza. En este sentido, nuestra hija deberá aprender a tratar bien a su mascota. Si a un gato no se le asusta ni se le hace daño, no tiene por qué arañar. Como punto en contra, encontramos que para que nuestro gato sea feliz necesita de accesorios para jugar como un poste para rascar o juguetes, y una caja de arena para sus necesidades.

8. Hurones

hurones para niños

Poco a poco los hurones se están convirtiendo en una de las mascotas preferidas por los más pequeños de la casa. Son unos animales que se adaptan tanto a estar en su recinto o jaula durante mucho tiempo a salir y jugar. Pueden pasarse horas y horas jugando con humanos. Esto es debido a que son animales muy sociables. Aunque si decimos un animal al que más se parezca son los gatos. Tienen su misma personalidad excepto a la sociabilidad. 

¿El pero? no recomendamos estos animales cuando los niños son muy pequeños. Pueden llegar a morder, sobre todo cuando los hurones son bebés o muy jóvenes ya que tienen una dentadura muy fina y afilada y jugando pueden, por accidente, hacer daño. Recomendamos esta mascota cuando nuestro hijo tenga más de 7 años o si es muy responsable. Conforme el animal se vaya haciendo mayor, cada vez será menos propenso a morder.

9. Agapornis o inseparables

Los agapornis, conocidos también como inseparables, son aves de origen africano y pertenecen a la familia de los loros. Se trata de un pájaro muy sociable, cantarín y juguetón. Si tienes un salón cerrado puedes sacarlo de la jaula y jugar con él. ¡Son muy graciosos! e incluso pueden aprender canciones o palabras si las escucha varias veces. 

Si analizamos la etimología, “agaporni” proviene del griego “agape” = amor y “ornis” = ave. ¿Y qué tenemos entonces? el pájaro del amor. Por lo tanto, lo normal es que vivan en pareja. Por esta razón, se recomienda tener al menos dos ejemplares. No requieren demasiado mantenimiento. Una jaula grande y cómoda para los dos ejemplares y sacarlos a jugar con regularidad. Eso sí, ten cuidado de que no se escapen.

10. Hámster

Hámsters mejores mascotas niños

Aunque los hámsters sean los grandes rivales de los jerbos en cuanto a roedores domésticos pequeños, hay que reconocer que estos animalitos son muy lindos, vivaces y no necesitan excesivo mantenimiento. Viven en su jaula y puedes sacarlos para jugar con ellos. No tendrás problemas de pelos en el sofá como lo tendrás si tienes un perro o un gato. 

Como venimos diciendo, en España los hámsters son más comunes que los jerbos, pero a diferencia de estos, los hámsters son nocturnos y suelen estar durmiendo durante el día. Además, tienes que andar con cuidado, porque si se es violento con ellos pueden llegar a morder. Después también requieren de mucha limpieza regular de la jaula y desprende un fuerte olor si no se limpia con regularidad. 

Dicho esto, estamos seguros de que si eliges un hámster como mascota para tu hijo, él estará encantado de contar con un nuevo y peludo amiguito.

Deja un comentario